Translate

16 jul. 2014

Capitulo 61 Es la hora

Faltaban unas horillas para que empezase el concierto cuando llegaron allá. La cola era infinita, era increíble. Se separaron, ya que ellos debían prepararse.
Entraban al estadio cuando de pronto escucharon como un grupo de chicas estallaban a gritos, llamándoles. Los cinco chicos se volvieron y se les permitió acercarse a las eufóricas chicas que aguardaban tras la valla de seguridad. Estaban rojísimas del sol… debían de llevar horas y horas en la cola. ¿Tal vez acamparon?
Cuando se acercaron les preguntaron:
-How many days have you been here?-preguntó Harry.
-One month.-contestó una de las chicas, la más alta. Debían de tener unos 16 años.
-What are your names? - preguntó Niall tras la sorprendente respuesta de la chica. Las chicas respondieron como pudieron entre sollozos. ¿Les estaban hablando a ellas? Acto seguido una de las chicas le pasó una cámara a Louis y se hicieron un selfie. Cuando les devolvieron la cámara las chicas empezaron a llorar aún más y a dar saltitos.
-Have fun.-se despidió Liam.

Siguieron su camino hasta el backstage…

-No sé porque estoy más nervioso de lo habitual.-dijo Zayn. Louis rio y le dio unos golpes en el brazo.
-¿No será que tu enamorada está entre el público?
Zayn se quedó pensativo. No recordaba haberle nombrado nada, así que desmintió como pudo.
-¿Qué enamorada?
-Zayn… se te nota, te brillan los ojos cuando está ella.-añadió Niall.
-¿Qué decís? ¿De quién habláis?
-¡De Ana!-dijeron al unísono.
-¿De quién va a ser si no?-preguntó Harry mientras se cambiaba de camiseta.
Zayn se quedó callado, se vio acorralado y descubierto… ¿Tanto se le notaba? El momento se le hizo incomodo, pero ninguno volvió a sacar el tema.

Después de los ensayos, minutos antes de la apertura de puertas…

Estaba sentado en el escenario. Pensativo, de nuevo. ¿Cómo no podía sacársela de la cabeza? Habían pasado ya unos meses… y luego estaban las chicas… María, a la que había besado. ¿Significó más aquel beso? Le agradaba, sí, y le encantaba disfrutar de su compañía, pero no se sentía tan completo como con Vero, ¿dónde encontraría alguien que le hiciera sentir lo mismo?
Miró al cielo mientras movía los pies. El sol estaba alto. Se preguntó para sus adentros que era lo que había hecho él para no merecer su presencia ese día, para que pasara aquel desastre.
-¿Harry?-le interrumpió una voz. Harry se sobresaltó.
-¡Joana!, ¿Qué pasa?- saltó del escenario para ir junto a ella.
-No, ¿Qué te pasa a ti? No deberías de estar aquí. Vais a empezar en cero coma.
-Sólo necesitaba pensar.
Clavó sus ojos claros en los de ella. ¿Pensar? ¿En qué?
-¿Me entrometo mucho si te pregunto en que pensabas? Te noto decaído… sé que no eres así. Sé que algo te ocurre porque me lo has dicho con esa mirada.-su voz le transmitió confianza, la suficiente para contarle que era lo que le ocurria.
Harry alzó la vista y suspiró. Luego se volvió a sentar al escenario y Joana lo imitó.
-Veras…-empezó a contar.- Hace más de un año, conocí a una chica…-ella se tapó la boca sorprendida. Harry la miró y sonrió, aunque fue una sonrisa fugaz.- Me gustaba mucho. Llegamos a quedar varias veces. Incluso le dije que la quería.- Joana abrió los ojos como platos, pero se quedó callada, dejando que siguiera hablando.- Ella era una directioner.-se volvió hacia Joana y sonrió.- Como tú. La conocí en el concierto del año pasado aquí en Barcelona.-su rostro se tornó serio.- Pasamos muy buenos ratos, nunca me habían hecho sentir tan feliz.-se empañaron sus ojos.- Minutos antes de nuestra primera cita…- su voz se entrecortó.- Su casa se incendió… y murió.- Alguna lagrimilla empezó a caer por sus mejillas
Joana no podía creer lo que estaba escuchando. No podía creer que le hubiera ocurrido eso al mismísimo Harry Styles, ni podía creer que ahora le tuviera delante, llorando.
-Lo sien…
-No, no te preocupes.-la cortó él secándose los ojos con el brazo y sonriendo.- Todo eso pasó hace tiempo… Es solo que a veces la recuerdo y me pongo sentimental. Y estar de vuelta aquí… En la misma situación que cuando la conocí… pues… me recuerda mucho a ella.
Joana lo miró. Estaba claro que aquella chica había significado mucho para él e intento animarlo de alguna manera.
-Harry…-le acarició la espalda.- Lo que sea, sabes que puedes contar conmigo. Tienes al resto del grupo, a tu familia, a tus amigos y a millones de fans que te adoran y no les gustaría verte así, yo entre ellas. Sé que es duro, pero intentaremos superarlo juntos.
-Me creía más fuerte… ¿sabes?-se volvió hacia ella.- Me alegra contar con vuestro apoyo, de verdad.- sonrió, y esta vez perduró.
-Además… ahora tienes a María… ¿no? Cuéntame… que ha pasado.
-No lo sé… fue un impulso. Ganas de olvidarme de todo, no sé si me entiendes. Estaba reflexionando también sobre ello. Me gusta, pero no siento lo mismo que con V…-se calló al querer volver nombrarla y cambió de tema.- Sobre todo, no quiero que pienses, ni tú ni nadie, que no soy feliz. Lo que hago, todos vosotros sois los que hacéis que cada día merezca la pena levantarse con una sonrisa. Amo mi trabajo por encima de todo. No quiero que pienses, tampoco, que me aprovecho de alguien…
-No lo pienso, siempre hay una razón para hacer lo que se hace.-le sonrió ella pasándole la mano por su cabello rizado.
-¿Puedo confiar en ti, verdad?-le preguntó. Ella asintió con la cabeza.- No le cuentes esto a nadie, ni a los chicos, no querría preocuparles, no están acostumbrados a verme así.
-Ni nosotros.-silencio. Intercambio de miradas y sonrisas.- No les diré nada, lo prometo.Entonces Joana lo abrazó. Sabía que por dentro sufría. -Tienes que ir a prepararte.-le dijo poniéndose de pie.
- ¿Sabes? Sé que todas pensáis que soy un mujeriego y cosas así… Es verdad… a veces no piensas las cosas, sólo quieres divertirte. Y piensas “Eres joven, disfruta mientras puedas” y lo hago, supongo que me entiendes.
-Más o menos.- contestó. Él se levantó y acto seguido la besó en la mejilla.

Mientras en backstage…

-¿Dónde se ha vuelto a meter Styles?-preguntaban.
-Estoy aquí.-suspiró.
-¿Dónde estabas? Es la hora.-le dijo Liam
-Pues que empiece el espectáculo.

Antes de salir al escenario…

El estadi Olímpic estaba lleno, ni más ni menos que más de 40000 personas. Empezó a sonar “La Macarena” y acto seguido empezó el video de intro. El público gritaba, ansioso por ver a sus ídolos, y entonces sonaron las primeras notas de Midnight Memories y salieron al escenario.

Straight out of the plane to a new hotel 
Just touched down, you could never tell 
Big house party with a crowded kitchen 
People talk sh*t but we don't listen”

Empezaron a cantar y todo fue espectacular, los fuegos, los cañones de confetis, el público… Era su momento. Sí que lo era.

El tiempo pasaba rápido. Cuando cantaron “Moments” Zayn dirigió la mirada hacia una parte del público en concreto y se perdió buscando a Ana con la mirada. Cuando la encontró sonrió. Sus miradas se encontraron en el estribillo

“You know i'll be you life, your voice, your reason to be
My love, my heart is breathing for this moment in time
I'll find the words to say, before you leave me today”

Ella aplaudió y gritó junto al resto. Como adoraba su sonrisa, siempre solía estar serio. Gozar de su felicidad era un placer para ella.
-¿Cuándo le piensas decir a Zayn que te tiene loca?-le preguntó Paula dándole un codazo en las costillas.
-¿Yo? Que va, que va…
-¡Anda que no! Límpiate la babilla, que se te cae.-sonrió volviendo la vista hacia el escenario.

-¡BUENAS NOCHES, BARCELONA!-saludó Niall. El público estalló a gritos. Escucharles habar en español era algo que les encantaba. Tras alguna tontería empezó a sonar “Strong” y cuando llegó el primer estribillo, el público, empezó a elevar unos papeles dónde se leía “You make us strong”

Alejandra y Marta contemplaban la escena, emocionadas. Sí, hacía cosa de un año, ellas estaban entre el público, hasta que ocurrió el milagro del destino. Sabian lo emocionadas que estaban aquellas chicas, que gritaban más cada vez que uno de ellos se acercaba más, buscando un gesto o una mirada que quedase grabado en su memoria para siempre.

Aquella noche, sin duda, fue una noche para no olvidar, tanto para los fans, como para los chicos.

Ya terminaba el show, y empezaron a cantar Story of my life. Aquella canción hizo que Harry se estremeciera, ¿Cómo le podía recordar tanto a ella? Durante el estribillo, miró por cada rincón entre el público, esperando encontrarla, aunque sabía que no iba a estar. Se encontró con la mirada de Joana en el palco VIP y su mirada lo animó. Junto a ella estaban el resto, y María… ¿Cómo iba a decirle lo que le ocurría? No quería engañarla, así que hablaría con ella después.

Después del concierto…

En cuanto acabó Marta, Paula, Alex, Ana y el resto fueron a backstage para felicitar a los chicos.
-¡WOW! Ha sido increíble chicos, en serio.-dijo Isabel, Harry le mostró una sonrisa de gratitud.
Tras un rato contando lo que habían vivido, y riendo se dispersaron y quedaron solos Zayn y Ana.
-Ana…
-Zayn…-dijeron a la vez.
-Di tu primero.-le cedió él. Tras un silencio, decidió hablar.
-Bueno, veras...-intentaba buscar las palabras para decírselo.- Has estado muy bien esta noche. “Mierda, ¿Por qué no se lo dices ya?”
-Gracias.-sonrió- Si he estado tan bien, seguro que era porque sabía que tú estabas allí.- Ana se sonrojó.
-… ¿Y tú? ¿Qué querías decirme?-le preguntó, deseando que el fuera más directo.
-Bueno… yo quería agradecerte todo lo que has hecho por mí…- ella intentó recordar algo que hubiera hecho por el que fuera lo suficientemente bueno como para agradecérselo.
-No es nada, Zayn.- él se la quedó mirando. Lo que ella le decía era totalmente irónico para él.
-Para mí lo es todo.-le contestó.- “Buff, ya lo he dicho”
Hubo un silencio. Breve, pero eterno para ambos. ¿Cómo reaccionar? ¿Qué pensaría el de ella? ¿Y ella de él?

No muy lejos…

María, Joana e Isabel charlaban y reían, ¿de qué? No se sabe.
-Hola chicas.-saludó Harry al llegar junto a ellas.- ¿Puedo robaros a María un segundo?- Joana e Isabel lo miraron, la primera sabiendo, o al menos haciéndose una idea, de lo que le iba a decir e Isabel asintió con una sonrisa.- Gracias.
María se levantó y Harry le pasó la mano por la espalda. Se fueron lo suficientemente lejos para poder conversar los dos solos sin que nadie les interrumpiera.
-Veras, quería hablar contigo… sobre lo de antes.-empezó. Algo en su mirada le dijo a María que no sería bueno lo que debía decirle.- He estado genial contigo, y me ha gustado besarte. Me gustas, y te aprecio mucho, pero no estoy preparado para algo más…
María le miró atónita. Osea, lo que quería decirle básicamente era que no quería nada. La verdad, no creyó que se lo debiera de tomar mal.
-No pasa nada, Harry. Seguro que tienes tus motivos para terminar con un lio de un par de horas.- sonrió.- Yo también he disfrutado mucho contigo y supongo, que ya sabes que me gustas, pero respetaré cualquier decisión tuya y sólo quiero que estés bien y seas feliz. Me alegro de haberte hecho pasar dos buenas horas.- rio.
Harry suspiró para sus adentros. No creyó que se lo fuera a tomar tan bien, aunque tampoco le habría dado tiempo a asumir lo que había ocurrido.
-Entonces… ¿amigos?-le preguntó.

-Amigos.-le contestó. Y se abrazaron.




Bueenos chicos, siento la espera, pero aquí teneis el nuevo capítulo. Espero que os guste! Que tengais un buen verano :)