Translate

16 jul. 2014

Capitulo 61 Es la hora

Faltaban unas horillas para que empezase el concierto cuando llegaron allá. La cola era infinita, era increíble. Se separaron, ya que ellos debían prepararse.
Entraban al estadio cuando de pronto escucharon como un grupo de chicas estallaban a gritos, llamándoles. Los cinco chicos se volvieron y se les permitió acercarse a las eufóricas chicas que aguardaban tras la valla de seguridad. Estaban rojísimas del sol… debían de llevar horas y horas en la cola. ¿Tal vez acamparon?
Cuando se acercaron les preguntaron:
-How many days have you been here?-preguntó Harry.
-One month.-contestó una de las chicas, la más alta. Debían de tener unos 16 años.
-What are your names? - preguntó Niall tras la sorprendente respuesta de la chica. Las chicas respondieron como pudieron entre sollozos. ¿Les estaban hablando a ellas? Acto seguido una de las chicas le pasó una cámara a Louis y se hicieron un selfie. Cuando les devolvieron la cámara las chicas empezaron a llorar aún más y a dar saltitos.
-Have fun.-se despidió Liam.

Siguieron su camino hasta el backstage…

-No sé porque estoy más nervioso de lo habitual.-dijo Zayn. Louis rio y le dio unos golpes en el brazo.
-¿No será que tu enamorada está entre el público?
Zayn se quedó pensativo. No recordaba haberle nombrado nada, así que desmintió como pudo.
-¿Qué enamorada?
-Zayn… se te nota, te brillan los ojos cuando está ella.-añadió Niall.
-¿Qué decís? ¿De quién habláis?
-¡De Ana!-dijeron al unísono.
-¿De quién va a ser si no?-preguntó Harry mientras se cambiaba de camiseta.
Zayn se quedó callado, se vio acorralado y descubierto… ¿Tanto se le notaba? El momento se le hizo incomodo, pero ninguno volvió a sacar el tema.

Después de los ensayos, minutos antes de la apertura de puertas…

Estaba sentado en el escenario. Pensativo, de nuevo. ¿Cómo no podía sacársela de la cabeza? Habían pasado ya unos meses… y luego estaban las chicas… María, a la que había besado. ¿Significó más aquel beso? Le agradaba, sí, y le encantaba disfrutar de su compañía, pero no se sentía tan completo como con Vero, ¿dónde encontraría alguien que le hiciera sentir lo mismo?
Miró al cielo mientras movía los pies. El sol estaba alto. Se preguntó para sus adentros que era lo que había hecho él para no merecer su presencia ese día, para que pasara aquel desastre.
-¿Harry?-le interrumpió una voz. Harry se sobresaltó.
-¡Joana!, ¿Qué pasa?- saltó del escenario para ir junto a ella.
-No, ¿Qué te pasa a ti? No deberías de estar aquí. Vais a empezar en cero coma.
-Sólo necesitaba pensar.
Clavó sus ojos claros en los de ella. ¿Pensar? ¿En qué?
-¿Me entrometo mucho si te pregunto en que pensabas? Te noto decaído… sé que no eres así. Sé que algo te ocurre porque me lo has dicho con esa mirada.-su voz le transmitió confianza, la suficiente para contarle que era lo que le ocurria.
Harry alzó la vista y suspiró. Luego se volvió a sentar al escenario y Joana lo imitó.
-Veras…-empezó a contar.- Hace más de un año, conocí a una chica…-ella se tapó la boca sorprendida. Harry la miró y sonrió, aunque fue una sonrisa fugaz.- Me gustaba mucho. Llegamos a quedar varias veces. Incluso le dije que la quería.- Joana abrió los ojos como platos, pero se quedó callada, dejando que siguiera hablando.- Ella era una directioner.-se volvió hacia Joana y sonrió.- Como tú. La conocí en el concierto del año pasado aquí en Barcelona.-su rostro se tornó serio.- Pasamos muy buenos ratos, nunca me habían hecho sentir tan feliz.-se empañaron sus ojos.- Minutos antes de nuestra primera cita…- su voz se entrecortó.- Su casa se incendió… y murió.- Alguna lagrimilla empezó a caer por sus mejillas
Joana no podía creer lo que estaba escuchando. No podía creer que le hubiera ocurrido eso al mismísimo Harry Styles, ni podía creer que ahora le tuviera delante, llorando.
-Lo sien…
-No, no te preocupes.-la cortó él secándose los ojos con el brazo y sonriendo.- Todo eso pasó hace tiempo… Es solo que a veces la recuerdo y me pongo sentimental. Y estar de vuelta aquí… En la misma situación que cuando la conocí… pues… me recuerda mucho a ella.
Joana lo miró. Estaba claro que aquella chica había significado mucho para él e intento animarlo de alguna manera.
-Harry…-le acarició la espalda.- Lo que sea, sabes que puedes contar conmigo. Tienes al resto del grupo, a tu familia, a tus amigos y a millones de fans que te adoran y no les gustaría verte así, yo entre ellas. Sé que es duro, pero intentaremos superarlo juntos.
-Me creía más fuerte… ¿sabes?-se volvió hacia ella.- Me alegra contar con vuestro apoyo, de verdad.- sonrió, y esta vez perduró.
-Además… ahora tienes a María… ¿no? Cuéntame… que ha pasado.
-No lo sé… fue un impulso. Ganas de olvidarme de todo, no sé si me entiendes. Estaba reflexionando también sobre ello. Me gusta, pero no siento lo mismo que con V…-se calló al querer volver nombrarla y cambió de tema.- Sobre todo, no quiero que pienses, ni tú ni nadie, que no soy feliz. Lo que hago, todos vosotros sois los que hacéis que cada día merezca la pena levantarse con una sonrisa. Amo mi trabajo por encima de todo. No quiero que pienses, tampoco, que me aprovecho de alguien…
-No lo pienso, siempre hay una razón para hacer lo que se hace.-le sonrió ella pasándole la mano por su cabello rizado.
-¿Puedo confiar en ti, verdad?-le preguntó. Ella asintió con la cabeza.- No le cuentes esto a nadie, ni a los chicos, no querría preocuparles, no están acostumbrados a verme así.
-Ni nosotros.-silencio. Intercambio de miradas y sonrisas.- No les diré nada, lo prometo.Entonces Joana lo abrazó. Sabía que por dentro sufría. -Tienes que ir a prepararte.-le dijo poniéndose de pie.
- ¿Sabes? Sé que todas pensáis que soy un mujeriego y cosas así… Es verdad… a veces no piensas las cosas, sólo quieres divertirte. Y piensas “Eres joven, disfruta mientras puedas” y lo hago, supongo que me entiendes.
-Más o menos.- contestó. Él se levantó y acto seguido la besó en la mejilla.

Mientras en backstage…

-¿Dónde se ha vuelto a meter Styles?-preguntaban.
-Estoy aquí.-suspiró.
-¿Dónde estabas? Es la hora.-le dijo Liam
-Pues que empiece el espectáculo.

Antes de salir al escenario…

El estadi Olímpic estaba lleno, ni más ni menos que más de 40000 personas. Empezó a sonar “La Macarena” y acto seguido empezó el video de intro. El público gritaba, ansioso por ver a sus ídolos, y entonces sonaron las primeras notas de Midnight Memories y salieron al escenario.

Straight out of the plane to a new hotel 
Just touched down, you could never tell 
Big house party with a crowded kitchen 
People talk sh*t but we don't listen”

Empezaron a cantar y todo fue espectacular, los fuegos, los cañones de confetis, el público… Era su momento. Sí que lo era.

El tiempo pasaba rápido. Cuando cantaron “Moments” Zayn dirigió la mirada hacia una parte del público en concreto y se perdió buscando a Ana con la mirada. Cuando la encontró sonrió. Sus miradas se encontraron en el estribillo

“You know i'll be you life, your voice, your reason to be
My love, my heart is breathing for this moment in time
I'll find the words to say, before you leave me today”

Ella aplaudió y gritó junto al resto. Como adoraba su sonrisa, siempre solía estar serio. Gozar de su felicidad era un placer para ella.
-¿Cuándo le piensas decir a Zayn que te tiene loca?-le preguntó Paula dándole un codazo en las costillas.
-¿Yo? Que va, que va…
-¡Anda que no! Límpiate la babilla, que se te cae.-sonrió volviendo la vista hacia el escenario.

-¡BUENAS NOCHES, BARCELONA!-saludó Niall. El público estalló a gritos. Escucharles habar en español era algo que les encantaba. Tras alguna tontería empezó a sonar “Strong” y cuando llegó el primer estribillo, el público, empezó a elevar unos papeles dónde se leía “You make us strong”

Alejandra y Marta contemplaban la escena, emocionadas. Sí, hacía cosa de un año, ellas estaban entre el público, hasta que ocurrió el milagro del destino. Sabian lo emocionadas que estaban aquellas chicas, que gritaban más cada vez que uno de ellos se acercaba más, buscando un gesto o una mirada que quedase grabado en su memoria para siempre.

Aquella noche, sin duda, fue una noche para no olvidar, tanto para los fans, como para los chicos.

Ya terminaba el show, y empezaron a cantar Story of my life. Aquella canción hizo que Harry se estremeciera, ¿Cómo le podía recordar tanto a ella? Durante el estribillo, miró por cada rincón entre el público, esperando encontrarla, aunque sabía que no iba a estar. Se encontró con la mirada de Joana en el palco VIP y su mirada lo animó. Junto a ella estaban el resto, y María… ¿Cómo iba a decirle lo que le ocurría? No quería engañarla, así que hablaría con ella después.

Después del concierto…

En cuanto acabó Marta, Paula, Alex, Ana y el resto fueron a backstage para felicitar a los chicos.
-¡WOW! Ha sido increíble chicos, en serio.-dijo Isabel, Harry le mostró una sonrisa de gratitud.
Tras un rato contando lo que habían vivido, y riendo se dispersaron y quedaron solos Zayn y Ana.
-Ana…
-Zayn…-dijeron a la vez.
-Di tu primero.-le cedió él. Tras un silencio, decidió hablar.
-Bueno, veras...-intentaba buscar las palabras para decírselo.- Has estado muy bien esta noche. “Mierda, ¿Por qué no se lo dices ya?”
-Gracias.-sonrió- Si he estado tan bien, seguro que era porque sabía que tú estabas allí.- Ana se sonrojó.
-… ¿Y tú? ¿Qué querías decirme?-le preguntó, deseando que el fuera más directo.
-Bueno… yo quería agradecerte todo lo que has hecho por mí…- ella intentó recordar algo que hubiera hecho por el que fuera lo suficientemente bueno como para agradecérselo.
-No es nada, Zayn.- él se la quedó mirando. Lo que ella le decía era totalmente irónico para él.
-Para mí lo es todo.-le contestó.- “Buff, ya lo he dicho”
Hubo un silencio. Breve, pero eterno para ambos. ¿Cómo reaccionar? ¿Qué pensaría el de ella? ¿Y ella de él?

No muy lejos…

María, Joana e Isabel charlaban y reían, ¿de qué? No se sabe.
-Hola chicas.-saludó Harry al llegar junto a ellas.- ¿Puedo robaros a María un segundo?- Joana e Isabel lo miraron, la primera sabiendo, o al menos haciéndose una idea, de lo que le iba a decir e Isabel asintió con una sonrisa.- Gracias.
María se levantó y Harry le pasó la mano por la espalda. Se fueron lo suficientemente lejos para poder conversar los dos solos sin que nadie les interrumpiera.
-Veras, quería hablar contigo… sobre lo de antes.-empezó. Algo en su mirada le dijo a María que no sería bueno lo que debía decirle.- He estado genial contigo, y me ha gustado besarte. Me gustas, y te aprecio mucho, pero no estoy preparado para algo más…
María le miró atónita. Osea, lo que quería decirle básicamente era que no quería nada. La verdad, no creyó que se lo debiera de tomar mal.
-No pasa nada, Harry. Seguro que tienes tus motivos para terminar con un lio de un par de horas.- sonrió.- Yo también he disfrutado mucho contigo y supongo, que ya sabes que me gustas, pero respetaré cualquier decisión tuya y sólo quiero que estés bien y seas feliz. Me alegro de haberte hecho pasar dos buenas horas.- rio.
Harry suspiró para sus adentros. No creyó que se lo fuera a tomar tan bien, aunque tampoco le habría dado tiempo a asumir lo que había ocurrido.
-Entonces… ¿amigos?-le preguntó.

-Amigos.-le contestó. Y se abrazaron.




Bueenos chicos, siento la espera, pero aquí teneis el nuevo capítulo. Espero que os guste! Que tengais un buen verano :)

30 abr. 2014

Capitulo 60 ¿Y ahora que?

No muy lejos de allí…

Harry y María corrían riéndose, escapando de allí, muertos de la risa. Harry coge la mano de María con fuerza y corren hacia un parque. Una vez allí, fuera de la vista del resto se paran y toman aire. María apoya las manos en sus rodillas, fatigada, Harry se deja caer en la hierba.
-Eres un caso, Styles, ¿por qué hemos salido corriendo?-le pregunta tumbándose a su lado en la hierba.
Hace un día perfecto, los pajarillos bailan en el cielo, saltando de rama en rama, una suave brisa les acaricia la piel. Ambos cierran los ojos.
Harry los abre y mira a María después de un rato en silencio. Sonríe, y a pesar de ser una sonrisa silenciosa, ella abre los ojos y le mira.
-¿Qué pasa?-le pregunta poniéndose la mano sobre los ojos para hacerse sombra, taparse el sol y así poder verle mejor.- Aun no me has dicho porque has hecho eso.
-No sé, me apetecía pasar un rato divertido contigo.-María se sonroja, ¿quién iba a decirle que el mismísimo Harry Styles querría pasar un rato divertido con ella? Ríe nerviosa.
-Pues tal vez debamos ir con el resto-empieza a decir nerviosa, mirando por dónde habían llegado-, o acabaremos perdiéndonos. Yo no me conozco esto no sé si tu…
Es un segundo, dos o tres, no lo sabe. Cuando María vuelve la mirada hacia Harry se encuentra con sus labios. Y vuelve a perderse en el tiempo, ¿Cómo podía ser real todo aquello? Lo único que quería era disfrutar de aquel sueño, del que no quería despertar. Posa sus manos sobre su nuca y le devuelve el beso.
-¿Te apetece perderte?-le pregunta Harry con una sonrisa pícara, después del beso. María sonríe y asiente. Harry se levanta y le tiende la mano para ayudarle a hacerlo. ¿Cómo que si le apetecía perderse? ¡Con él, lo que fuera!

Mientras, no muy lejos de allí…
-Pero enviadle un Whatsapp o algo.-dice Zayn preocupado, mirando a las chicas.
-Harry tiene el móvil apagado.-informa Louis tras el quinto intento de llamada.
-Llegaremos tarde a los ensayos.-rechista Liam. Marta lo mira.
-Tranquilo cari, ya conoces a Harry.-suelta una risita, pero aquellas palabras tranquilizan a su novio.
Niall mueve el pie nervioso mientras se agarra a una de las barras del bus, que ha empezado a moverse.
-A mi lo que me preocupa es que se pierdan.-dice Alejandra.
-¿Qué crees que quiere hacer Harry si no es perderse con alguna chica?-le dice irónico Louis.
El bus se para una… dos veces. Un semáforo en rojo, un chico, una chica.
-¡Son ellos!-exclama Joana haciendo que el resto se sobresalte y mire por la ventana.
-¡Pare!, ¡pare!-le pide Liam al conductor del bus.
-Chico, no puedo parar aquí.-le responde con cara de pocos amigos.
-Por favor…-le suplica y le tiende un billete. El conductor frena y para a un lado de la calle.
-Venga, deprisa, no tengo todo el día.
-Gracias.-le sonríe él.- Y buenos días.
Todos bajan del bus y cruzan la calle hacia los que parecen Harry y María.

Metros más allá…
Ambos se miran riendo mientras comen un helado. Caminan y no saben hacia dónde, pero no importa mucho. Harry toma su mano y María se ruboriza, un escalofrío le invade el cuerpo.

Y de repente…
-¡Buu!-Las chicas les han sorprendido pegándoles un susto. El jueguecito ha acabado. Harry pone cara de decepción y mira a los chicos, éstos le miran con cara de pocos amigos, él fuerza una sonrisa.
-Ya te vale, Styles.-dice Louis, y no puede aguantar la risa.
-Anda, vamos para el estadio, ya tendréis tiempo de haceros cariñitos allí.-dice Ana tirando de la mano de María, que mira a Harry y sonríe.

Siguen caminando por Montjuïc sin dejar de hablar ni reír, con aquella gente es imposible que una conversación sea seria o no merezca la pena.

-Louis, ven aquí, por favor, que me está dando vergüenza.-le dice Paula cuando éste ha empezado a hacer tonterías con Niall.
-Podríamos decir que aquí no nos conocen pero no estaría muy seguro de ello.-dice Niall riendo.

Liam mira el cielo.
-Fíjate.-le dice a Marta.-Como ha cambiado el día desde que nos despertamos.-ella le sonríe. Allá a lo alto brilla el Sol en su plenitud, iluminando cada rincón de la ciudad, porque no hay nubes… ni rastro de la tormenta de aquella mañana.
-¿Cómo vamos de tiempo?-pregunta Zayn.
-Aún tenemos media hora para que empiecen los ensayos.-le responde Harry que empieza a caminar excesivamente lento.
-Vamos, deja de hacer el tonto.-le dice María sonriendo y tirándole de la mano.
El resto de chicas se la quedan mirando.
-¿Estáis juntos?-preguntan.

Aquella pregunta les pilla de improvisto. ¿Qué responden? Sólo se han dado algún beso y se han cogido de la mano… ¿Están saliendo? ¿O tal vez es uno de sus rollos amorosos? No lo sabe, así que se encoje de hombros.



Siento la espera, chic@s pero no he podido escribir antes. Siento que el capítulo sea tan corto pero no me llegaban las ideas. Espero que os guste y a ver si pronto puedo subir uno nuevo ;) De nuevo, poerdonad la espera y GRACIAS por seguir ahí. <3 font="">


Marta

4 mar. 2014

Capítulo 59 8 de Julio

La mañana del 8 de julio…

Abrió los ojos de repente tras escuchar un ruido del exterior. ¿Estaba lloviendo? Se levantó de la cama despacio para intentar no despertar al chico que dormía a su lado. Se acercó a la ventana. Aún estaba oscuro, no tenía ni idea de la hora que debía ser y tampoco iba a mirarlo. Entonces la iluminó un relámpago y lo maldijo en voz baja por el susto que le había dado. Se apartó un mechón tras la oreja mientras soltaba las cortinas, que se desplazaron a su sitio habitual ocultando el paisaje urbano, iluminando el cuarto translúcidamente por la luz de los relámpagos. Miró a Liam, que dormía tranquilamente. Su respiración era relajada. Le encantaba verle dormir y no pudo resistir acercarse a sus labios. Volvía a tumbarse a su lado cuando sus manos lo impidieron.
-Buenos días.-la saludó con una sonrisa radiante.
-No tan buenos.-contestó ella señalando con la cabeza la ventana.- Está lloviendo, hace un día de perros…
-Aún es temprano, ¿no?-preguntó girándose hacia la mesilla para alcanzar el móvil y mirar la hora.- Son las cinco, Marta.
-Yo no tengo sueño.-le dijo picarona acariciándole el pecho.
-A mí se me acaba de quitar.-sonrió, y colocó a Marta sobre él.- ¿Qué te apetece hacer?
-Creo que ya sabes lo que quiero.-le contestó sonriendo y sus labios volvieron en busca de los de él, seguidos de sus manos acariciándole. Sus labios se despegan para iniciar un recorrido por su cuello, él coge su barbilla y la acerca hasta que sus bocas vuelven a unirse, pero entonces ella posa los labios sobre su oreja y tira del lóbulo suavemente. Sus manos suben por el cuerpo de ella, desde la cadera al pecho, arrastrando la camiseta con ellas. Entonces ambos se sientan, y las piernas de ella quedan abrazando la cintura de él. Acaba de quitarle la camiseta.
-Que buen despertar.-susurra a su oído de una manera que la hace temblar. Ella responde totalmente de acuerdo con sus palabras con un beso impulsivo que hace que vuelvan a quedar tumbados sobre la cama.

En otra habitación…
La tormenta no la deja dormir. Está sola y, ¿para qué mentir?, le da un poco de miedo estarlo. Se levanta apartando las sabanas a un lado y se coloca las zapatillas para ir por casa, sale al pasillo y lo observa en la penumbra. Deja la puerta entreabierta y se acerca al salón, dónde ve, durmiendo en el sofá, a Zayn. Se le ve tan tierno durmiendo que le parece fatal despertarle, así que lo hace lo más tiernamente que puede.
-Moreno.-le llama a susurros a escasos centímetros de su cara. Su cabello cae sobre la cara de él, que le hace cosquillas y abre los ojos.
-Ana.-saluda incorporándose.- ¿Qué pasa?, ¿Qué hora es?-pregunta algo desorientado.
-Temprano… No puedo dormir, fuera hay una tormenta de mil demonios.-ambos se quedan mirando unos segundos en silencio, algo incómodos.- ¿Me haces un sitio?-le pregunta algo ruborizada. Él le responde con una sonrisa y haciéndole un hueco a su lado.
-Ven, túmbate conmigo.- hace lo que le dice y él la agarra fuerte.- Así que te da miedo estar sola con la tormenta.- sonríe.
-No he dicho eso.
-Sé que lo piensas.- y a pesar de no verle la cara sabe que sonríe. Ella suelta una sonrisa y se acomoda de forma que le pueda ver la cara.- ¿Qué haces?
-Ver cómo te ríes de mi… -sonríe.- Capullo.- él se sorprende ante el insulto, pero ambos sonríen y se abrazan.
-¿Tienes frío?-le pregunta. Ella asiente con la cabeza y él pasa la manta sobre ella.- ¿Mucho mejor?-le pregunta mientras ella se acurruca sobre su pecho. Él sonríe y le acaricia el pelo. Alarga el brazo para alcanzar el móvil y pone la alarma a las nueve, y finalmente se queda dormido.

Minutos más tarde en la habitación…
Ambos permanecen tumbados en la cama, recuperando la respiración. Se miran, se sonríen y vuelven a envolverse en un abrazo de besos.
-¿Sigues pensando que no son buenos días?-le pregunta Liam con los ojos brillantes.
-Pienso que es buena mañana y este ha sido mi mejor despertar.-le dice ella. Silencio. No puede dejar de mirarla, está tan guapa con el pelo alborotado. Se moja los labios y le acaricia la mejilla, pasándole el mechón por detrás de la oreja. Ella acerca la mejilla a su caricia, cierra los ojos y deja que la envuelva su caricia. ¿Es un sueño? Abre los ojos y le ve, sonriéndole, apoyado sobre un brazo, mirándola. No, no lo es.

A las nueve…
El tono de llamada Good morning alarm le despierta.
-Eys, marmotita, ya son las nueve.-la despierta.
-Cinco minutitos más.-responde con los ojos aun cerrados. Zayn ríe.
-Eres la reina de las marmotas, ¿lo sabes?-le dice y viendo que no le afecta empieza a hacerle cosquillas.- ¡Despierta, dormilona!
Ella se retuerce y empieza a reír.
-Buenos días.-saluda Marta desemperezándose.
-Ui, que buenos ¿no?-dice Zayn cuando observa a Liam y a Marta agarraditos con una sonrisa de oreja a oreja.
-Sí, Marta es experta en los buenos despertares.-informa Liam, y le da un fuerte beso en los labios.
-Este no lo es tanto.-grita Ana atrapada entre las cosquillas de Zayn.- Os envidio.-le dice a la pareja.
-¿Qué quieres tú también uno de esos?-le pregunta Zayn riéndose.  Ambos se quedan en silencio mirándose… ¿Es lo que quieren? ¿Los dos?
-¿Qué hay para desayunar?-pregunta Ana deshaciendo aquel incomodo silencio.
-Pueeeees…-murmura Marta buscando por la nevera.- Hay pan de molde, mermelada y mantequilla…- se sienta en la isleta de la cocina con los ingredientes en las manos.
-Mmmm, mantequilla.-dice Liam alzando las cejas y sonriendo de lado. Marta estalla a carcajadas.
-¿Queréis tostadas pues?-pregunta. Zayn y Ana asienten.- No voy a dejar que las tuestes tú, Payne, la última vez se te quemaron.-le dice cuando le ve las intenciones. Se levanta de la isleta de un salto y cierra la nevera con la cadera.- Ves llamando al resto, hoy es un día muy largo.

Horas después…

Están todos en el Starbucks, donde se conocieron. Aquello provoca una sonrisa en la cara de los chicos y de las gemelas. La misma mesa, la misma hora… sólo cambiaba la situación. Quien iba a decir que ya había pasado más de un año desde que se conocieron, y en un año, ¡cuántas cosas han pasado!
-¿Así que Elbe y Adela no estarán en el concierto?-cambia Harry de tema.
-No, tienen cosas que hacer, y se vuelven a Tarragona.-responde Paula.
-¿Y con qué público tenemos la gran suerte de contar?-preguntó Louis pasándole un brazo por el hombro y acercándola a él.
-Pues yo he hablado con algunos de los directioners de ayer.-informa Harry.- Contamos con Joana, Maria, Viki, Luna, Teresa, Isabel… -hace gesto de pensar por sí olvida a alguien.- y no sé si me olvido de alguien. Yo he hablado con ellas y están ya x aquí, les he dicho que quedaríamos, ¿os parece bien o he metido la pata?
Marta y Alex flipan.
-Míralo que espabilado, conoce chicas y hace planes el solico.-dice entre risas Marta. Harry le saca la lengua.- ¿Es que te ha gustado alguna?-le pregunta picarona alzando las cejas.
-Todas.-responde él y todos acaban a carcajadas.
-No, en serio.-le pregunta Ana poniéndose seria.
-Mira a ver, Styles, que a ti te solían gustar maduritas, y estas son más jovencitas… aunque no por ello menos inocentes.-ríe Alejandra.
-Ja ja, que graciosa.-dice él irónicamente.

Cuando salieron de Starbucks…
Se dirigieron a la plaza Catalunya y se sentaron en las escaleras, dónde se conocieron. Allí habían quedado con el resto antes de acompañar a los chicos a los ensayos.
Pasados cinco minutos llegaron las chicas en el mismo grupo. Se saludaron y empezaron a caminar hacia la parada del bus hasta Montjuïc.
Cuando llegaron a la parada del bus, vieron que Harry no estaba…
-Un momento…-Alex cayó en la cuenta de algo.

-… Sí. También falta María.-anuncio Isabel.



Siento la espera chicos, pero no he podido subir antes y la inspiración no estaba de mi parte. Espero que os guste y os pido por favor que tengais paciencia... espero no tardar tanto en subir el siguiente pero en estos momentos estoy bastante liadilla. Gracias por la espera y disculpad.

Marta

9 ene. 2014

Capitulo 58 Hasta pronto es mucho tiempo...

Aquella misma noche, horas después…
Odiaban las despedidas, nunca se les había dado bien. No sabían cuando volverían a estar juntos todos y eso les comprimía el corazón. Lo habían pasado genial. Ese grupo de directioners… Eran geniales.
Niall miraba por la ventana de la Volkswagen T2, la noche estaba iluminada por millones de estrellas en el firmamento, pensaba en todas esas personas a las que había conocido ese día… en Viki… ella era como su hermana, esperaba poder encontrarla en el concierto. Alex, que estaba a su lado le cogió la mano, Niall la miró y ambos sonrieron con los ojos brillantes, luego la besó.
-Gracias por este día.-le dijo en un susurro al oído, y apoyó la cabeza sobre su hombro, ella enredó sus dedos en su cabello rubio.
Estaban agotados, había sido un día completo, lleno de emociones, de alegrías…
Horas antes…
-¡NO! ¿Por qué teneis que iros?-dijo Joana medio suplicando.
-Mañana tenemos concierto…-contestó Zayn entre dientes.
-¿Estaréis allí? ¿Contamos con vuestras caras entre el público?-preguntó Louis con una sonrisa.
-Por supuesto.-dijo Viki mirando a Niall con los ojos brillantes, él al ver que la miraba de aquella forma se acercó y la abrazó con fuerza.
-No te pongas triste, tonti… mañana nos vemos, ¿no?-le preguntó agarrándola por los hombros.
-Sí… pero no será lo mismo.-respondió.
-Haz acto de presencia.-le guiñó un ojo. Ambos sonrieron.
-¿A que me lanzo al escenario?-bromeó ella. Todos rieron al imaginarse la escena.
Todos empezaron a despedirse…
Harry miró a Isabel un segundo antes de dedicar unas palabras para todos.
-¿Quién de vosotros no tiene entrada para los conciertos?-preguntó. Isabel levantó la cabeza y Harry la observó de nuevo, sabía que ella no tenía porque antes se lo había mencionado. Se le acercó.- Creo que puedo conseguirte una.-le sonrió. A Isa se le iluminó la cara.
-¿En serio? Gracias.-se abalanzó sobre él y Harry le respondió levantándola del suelo.
-Quiero que mi peke venga a verme.-Marta lo miró mal.
-¿Perdona?-Harry la miró sin entender.- Peke solo la llamo yo, Styles.- Isabel empezó a reírse.
-No te pongas así, Martuki, que yo te quiero mucho.-y ambas chicas se abrazaron.
-Dime por favor que puedes conseguirle entrada para mañana en Barcelona.-le suplicó Marta a Harry. Él le sonrió.
-Claro que sí.
-Es impresionante como os habéis hecho tan amigos los unos de los otros a través de nosotros, eso me alegra mucho, me encanta, de verdad.-dijo Liam.
-La verdad es que es maravilloso, he conocido a toda esta gente, que para mí es genial, que son mi familia… mi directioner family.-dijo Neus, y todos se abrazaron.
-Pues eso, las que no contéis con entradas que me lo digan ahora o callen para siempre.-dijo Harry sonriendo.
-A mi mis padres me quitaron la entrada.-dijo Lisi con tono de decepción.
-¿Y eso?-preguntó Alex sorprendida.
-Me cabreé y rompí la puerta.-sonrió tímidamente. Louis dejó escapar una risita.
-Tendré que hablar con tus padres para que te dejen.-dijo, y sonrió.- Lisi, tranquila, no te quedaras sin entrada.-añadió abrazándola.
Todos los que no tenían entradas lo dijeron y los chicos les aseguraron una para cada uno de ellos.
Al cabo de un rato…
-Bueno… ahora sí, supongo que esto es un adiós.-dijo Harry.
-¡No!, no digas eso, Styles, no te vayas, quédate conmigo. Prometo cuidarte el resto de mi vida.-le suplicó María tirándose al suelo y abrazando su pierna. Harry rio.
-Anda, levántate, María, que nos veremos pronto.-ambos sonrieron.
-Pronto… hasta esa palabra me parece expresada para un periodo largo. Yo te quiero en mi casa, todos los días de mi vida.-volvió a decirle abrazándolo. Harry rio y le respondió el abrazo…Aquella chica era genial, le hacía reír tanto.
-No me gustan las despedidas.-dijo Alicia, a lo que el resto afirmaron que estaban de acuerdo.
-Hasta mañana, chicos.-dijo Liam. A algunos se les cayó la lagrimilla. Días así no deberían terminar.
Cuando ya se marchaban, Marta se giró para mirar aquel grupo de chicas y chicos que ahora les miraba apenados…
-¡Los agrego al grupo!-exclamó.- ¡Rosa, apunta que te envió sus números de teléfono!-aquello hizo que aquella despedida acabara en risas.- ¡OS HAMO!
-OS HAMAMOS-dijeron los cinco chicos, sabían que aquella frase era típica del grupo, Alex y Marta les había contado que un día, Suki, dijo que amar con h (hamar) sonaba más profundo, y, que a partir de entonces, todos en aquel grupo se lo decían.
-WE LOVE YOU ONE DIRECTION-gritaron alzando las manos para despedirse.
Horas después…
Abrió la puerta y encendió las luces.
-Ya estamos en casa.-dijo Paula tirándose al sofá.- Estoy muerta.- Louis se le acercó y la besó.
-Anda, Niwi, tira para la cama si tan cansada estas. Mañana nos espera otro gran día.-le dijo después de besarla.
-Me iré si quiero.-respondió como enfadándose, luego sonrió.
Todos se fueron a dormir, excepto Zayn, que se paró frente la ventana. Observaba las luces de la ciudad de noche cuando sintió unos brazos alrededor de su cintura.
-¿En qué piensas, moreno?-le preguntó Ana. Zayn la miró y sonrió.
-En tantas cosas…-ella se puso frente a él, le miraba… no pudo aguantarle la mirada y la apartó.
-¿Te preocupa algo? ¿Estás bien? ¿No lo has pasado bien hoy?-empezó a inundarlo a preguntas.
-Claro que lo he pasado bien. Conocer a los directioners es la mejor parte de mi trabajo, y me ha encantado, de verdad…-dijo con total certeza en sus palabras.
-¿Pero…?
Zayn volvió a mirarla… ¿Cómo podía saber que le pasaba algo? ¿Tanto se le notaba? ¿Acaso le leía el pensamiento? Sus ojos oscuros le intimidaron en aquel momento.
-Es sólo que siempre suelo ponerme nervioso antes de los conciertos… nada más.-contestó forzando una sonrisa, intentando que aquellas palabras sonaran lo más sinceras posible.
-Me alegro de que solo sea eso.-le respondió.- Bueno, yo me voy a dormir ya…-se puso de puntillas y lo besó en la mejilla.- Buenas noches.
-Buenas noches, marmotita.
Ana se giró cuando escuchó “marmotita” y le echó una mirada asesina y rio, la vio alejarse por el pasillo hasta desaparecer tras la puerta de su cuarto.
Se quedó un rato más allí parado… pensando.

¿Por qué a pesar de conocer a tantas chicas sólo podía pensar en ella?



¡Hola chicos! Espero que hayan ido bien las vacaciones. Perdonad porque quería hacer un capitulo más largo, pero prometo subir pronto el siguiente. Espero que os guste. Ya sabéis, cualquier cosa, podéis comentarla o enviar un twit a @marta8_4_94  @alejandra8_4_94  @algundiaoficial

Gracias por seguir ahí. Un besazo

Marta