Translate

13 feb. 2013

Capitulo 31 La noticia


En una casa de Londres…
Parpadeó varias veces, cuando consiguió abrir los ojos lo veía todo borroso. La cabeza le pesaba y le dolía. Frente a ella, sentado en el sofá pudo divisar la figura de un chico. Se sentía perdida y mareada. Levantó un poco la cabeza.
-¿Qué me ha pasado?-le preguntó a aquel chico desconocido que había a su lado. La vista poco a poco se le fue mejorando. El chico la miró y ella se sorprendió al reconocerlo.- No puede ser, tu… ¡tú eres Zayn Malik!- el afirmó con una sonrisa. La expresión de la cara de aquella chica había cambiado radicalmente, ahora en su cara había un hueco para aquella preciosa sonrisa. Zayn le puso la mano por debajo de la nuca, con cuidado, y le puso un cojín debajo para que estuviera mejor. Ella lo miró agradecida y sonrió.
-¿Mejor así?-le preguntó Zayn.
-Mucho mejor.-le contestó ella con una sonrisa picarona.
-Bueno, ahora que ya sabes quién soy, deberías presentarte.- le dijo.
-Hola Zayn, soy Katy.-le tendió la mano y él se la estrechó. Ambos rieron tímidamente. Luego se quedaron en silencio.-¿Y qué me ha pasado?-le preguntó rompiendo con aquel inquietante momento.
En el exterior…
Salieron del coche en silencio. Mientras Louis lo cerraba, Niall se dirigió corriendo a la puerta, sacó las llaves del bolsillo y abrió.
-¡Zayn ya estamos aquí!-exclamó Niall cuando entró.-Espero que no hayas destrozado la ca…-dijo mientras dejaba las llaves sobre la mesa y miraba hacia el sofá, dónde vio a Zayn y a la chica que lo acompañaba.-… ¿Quién eres tú?-le preguntó extrañado. Luego miró una toalla que había sobre la alfombra.- Eso de ahí, ¿es sangre?
Miró a Zayn extrañado, esperando que sus preguntas obtuviesen respuestas.
-Ella es Katy.-dijo Zayn. Ella saludó.
-¡Hola!-saludaron el resto al entrar por la puerta sin notar la presencia de Katy. Ella se puso histérica.
-NO ME LO PUEDO CREER.- dijo parando en cada palabra, cuando los vio a todos.
Liam al escucharla se volvió y la miró.
-Hola, ¿Quién eres? Y ¿qué haces aquí?
-Es Katy y lo segundo estoy a punto de averiguarlo.-contestó Niall. Liam se sentó en el reposabrazos del sofá y miró a Katy.
-¿Qué te ha pasado en la cara?-le preguntó al ver que la llevaba llena de arañazos y heridas.
Zayn se levantó del sofá.
-Eso es exactamente lo que iba a explicaros.-dijo bajo la atenta mirada de Katy.
En Barcelona…
Se despertó más tarde que las demás, esa mañana de domingo. Enchufó el reproductor del portátil que se encontraba en la mesita y la música comenzó a sonar por los altavoces. Se levantó con energía, sonriendo y empezó a bailar como una loca mientras se dirigía a la ventana.
El cielo era azul y el Sol brillaba con fuerza. La luz de éste se reflejaba en los ventanales del edificio de enfrente. Tras hacerse la cama y haber apagado el reproductor, salió de la habitación y se reunió con las demás en la cocina.
-Buenos días.-saludó Paula. Su mirada era de cómplice. Ambas habían acordado en no decir nada sobre la sorpresa que tenían preparada para las demás. Marta le sonrió.
-¿Y Adela?-preguntó al notar su ausencia.
-Ha ido a comprar churros.-contestó Elbe.
En Londres…
Tras explicarle la historia de cómo Katy se había presentado en casa, Harry llegó a una conclusión.
-Entonces tú… ¡Tú eres la del todoterreno del bosque!-le preguntó. Se acercó a ella y la abrazó.-¿Estás bien?-le preguntó preocupado. Harry siempre se preocupaba tanto por los demás y era tan cariñoso…
-Menudo golpe, has dejado el coche destrozado.-le dijo Louis.
Unas horas después en Londres…
Salió del estudio, después de una mañana de trabajo duro. Se dirigió al restaurante dónde había quedado con Niall, Liam, Louis, Harry y Zayn. Cuando llegó se miró el reloj, eran las 13:45, los chicos ya llegaba tarde.
Esperó en la puerta hasta que los vio aparecer. Sonrió y los saludó.
-Un poco tarde, ¿eh?-les dijo Ed mostrándoles el reloj.
-Es que hemos tenido un pequeño percance.-dijo Liam.
Entraron y pensaron en lo que comerían mientras miraban las cartas de los menús y charlaban.
-¿Y cómo va la grabación?- Le preguntó Harry a Ed.
-Bien, la verdad es que vamos bastante rápido.-le contestó.- ¿Y vosotros? Alguien me ha dicho que tienes una canción especial para alguien especial, ¿cierto?-preguntó dirigiéndose a Niall.
-Sí…-contestó éste tímidamente.
-Tengo muchísimas ganas de escucharla.-le dijo. Niall lo miró y ambos sonrieron. Ed le pasó un brazo por encima de los hombros.
Estuvieron hablando durante toda la comida sobre sus proyectos musicales, de conciertos y giras y de chicas.
En Barcelona…
Cuando Adela volvió, todas desayunaron con tranquilidad y en silencio. Marta miraba a Paula y Paula le devolvía la mirada y terminaban ambas sonriendo.
-¿SE PUEDE SABER QUÉ OS PASA? ¿QUÉ ES ESO TAN GRACIOSO?- preguntó Elbe.
Marta respiró hondo, sin dejar de sonreír. Iba a decirlo.
-Chicas, ¡NOS VAMOS A LONDRES!



No hay comentarios:

Publicar un comentario