Translate

17 feb. 2013

Capitulo 35 Pequeños momentos


En otro lugar de la casa…
La había acompañado a dejar las maletas a su cuarto, entre broma y broma. Cuando abrió la puerta, Paula corrió hacia la cama y se tiró.
-¡Dios! Es enorme.-exclamó dando vueltas en ella.
-Por favor.-dijo Louis en español, imitándola alzando ambas manos y mirándola seriamente. Luego empezó a reírse al ver su cara.
-Idiota.-le dijo ella levantándose de la cama, sonriendo. Louis se acercó a ella.
-¿Cómo me has llamado?-le preguntó sonriendo.
-Idiota, idiota.-le dijo y acto seguido le sacó la lengua. Él la cogió como a un saco de patatas, la tumbó en la cama de nuevo y empezó a hacerle cosquillas. Ella no dejaba de reír, las cosquillas eran su punto débil.
-No, cosquillas, no, para.-le dijo riendo.
-Retíralo.-le dijo Louis apartándose el flequillo de la cara.
-Jamás.-le contestó ella y él empezó a hacerle cosquillas de nuevo. Ella volvió a reír. Aquella chica le había caído bien, era muy risueña y eso le gustaba.
-¿A no? Pues si no lo haces te vas a hacer vieja tumbada en esa cama, porque no pienso parar de hacerte cosquillas.-añadió él atacándola de nuevo. Ella rió y le suplicó que parase, pero él se negó.- Sólo si lo retiras.
-Está bien.-le dijo, éste se apartó de ella.- Está bien, lo retiró.- respiró hondo y se tocó la cara.- Me duele la mandíbula de tanto reír.-añadió. Louis la miró irónico y rió.
Mientras en la sala de juegos…
Después de dejar las maletas volvieron a bajar al salón de juegos y Liam y Ed convencieron a Marta y a Elbe para echar una partida al futbolín.
-Vale, pero me pido del Barça.-dijo Marta mirando a Liam, ya que a él también le gustaba ese equipo. Liam dejó que Elbe jugara en el mismo equipo que Marta y empezó el partido.
Lucky, que corría alrededor de ellos, ladraba por el ruido que hacían. Estaban concentrados. Marta incluso sacaba la lengua, manía suya para concentrarse, Liam la miraba de vez en cuando.
-Vais perdiendo.-les anunció Ed.
-Que te lo vas a creer tú, ¿cuántas bolas quedan?-le preguntó Elbe.
Mientras en otra habitación…
Dejaron las maletas en el suelo y se sentaron sobre la cama.
-¿Os gusta la casa?-les preguntó Harry a Adela y a Ana. Ellas afirmaron a la vez.
-Sí, me encanta.-dijo Adela.- Es enorme y muy acogedora.-añadió. Harry sonrió y se tumbó en la cama.
-Las camas son muy cómodas.-dijo él. Zayn y las dos chicas se tumbaron en la cama.
-¡Dios! No me iba de aquí en todo el día.-dijo Ana cerrando los ojos.
-Debéis de estar cansadas del viaje, ¿no?, ¿habéis madrugado mucho?-preguntó Zayn.
-No que va, si nos hemos enterado esta mañana de que veníamos, todos esto es un plan de Marta y creo que Paula también sabía algo, pero ni Elbe, ni Alex, ni Ana ni yo sabíamos nada.-explicó Adela, ella miró a Harry y él le devolvió la mirada como si esperase que fuera a decir algo más.- Y nada, aquí estamos, tumbados en esta cama tan cómoda.-añadió mientras se volvía a tumbar. Ana suspiró.
Mientras en la habitación de Niall…
La miró, nervioso, preguntándose que vendría a continuación. Ella extendió su brazo y le acarició la mejilla, él enredó su mano en su pelo. Le temblaba todo el cuerpo.
-¿Qué te pasa, por qué tiemblas?-le preguntó Alejandra. Él se sentó y juntó las manos. Ella se incorporó a su lado, preocupada.- ¿Qué te pasa, Niall?
-Nada, es solo que estoy nervioso.-le contestó sin mirarla. Luego la miró y sonrió al ver su cara de preocupación.
-¿Por qué estás nervioso?- Niall se pasó la mano por la cara y tragó saliva.
-Porque si vamos a hacerlo quiero que sea perfecto y no…-la miró y volvió a tragar saliva, que le hiciera decir todo aquello lo ponía más nervioso. Tenía ganas de hacerlo, sí, porque realmente estaba enamorado de ella, pero temía que no saliese bien.-…no quiero que sea algo rápido, quiero que cuando suceda salga bien y tengamos más tiempo.
Alejandra sonrió, luego soltó una risita, lo abrazó por la espalda y le besó en la mejilla.
-Tonto.-le dijo cariñosamente. Él se volvió para mirarla a los ojos y sonrió, luego le dio un suave beso en los labios.
En el salón de juegos…
Marta y Elbe no dejaban de repetirles:
-¡Hemos ganado!-les decían a Ed y a Liam que estaban sentados en los pufs de brazos cruzados.
-Habéis hecho trampas, está clarísimo.-dijo Liam.
-No es eso, es que nos hemos dejado ganar, ¿verdad, Liam?-le dijo Ed dándole un codazo a éste. Ellas rieron.
-Por favor, admitir que sois malísimos.-dijo Marta.
-Repite eso y te enterarás.-le amenazó Liam sonriendo.
-Recalco: Eres malísimo.-le repitió inclinándose hacia él. Liam se levantó y se dirigió a ella, la cogió de las piernas y la levantó como a un saco de patatas.- ¡Liam James Payne Smith! Suéltame.-dijo ésta riendo. Ed y Elbe miraban la escena riendo.-Por favor Liam, bájame.-le suplicó.
Liam la llevó al sofá y la soltó sobre éste, luego se dio media vuelta. Marta se levantó, corrió hacia él y se le subió a la espalda.
-Suéltame, que me ahogas.-le dijo Liam riendo, intentando deshacerse de sus brazos. Ella le dio un beso en la mejilla y bajó.
-Bueno, ¿y qué ganamos?-preguntó Elbe.
-Ganáis que esta noche nos vamos de fiesta.-dijo Louis, que apareció con Paula. Se sacó algo del pantalón.-Tengo que gastarlos.-dijo mostrando los vales que le regalaron por su cumpleaños.

1 comentario:

  1. OOOHHH! Mi encanta! :3 (per favor no? homee) jajajajaja seguidlaaaaaaaaaaaa :3 os quiero

    ResponderEliminar