Translate

13 feb. 2013

Capitulo 32 Hasta pronto


En un restaurante de Londres…
Sintió como el móvil le vibraba en el bolsillo. Lo sacó y miró la pantalla. El número que le llamaba no lo tenía en los contactos, así que no supo quién era. Se levantó de la mesa y se apartó para escuchar bien. Descolgó y se llevó el móvil a la oreja.
-¿Sí?-preguntó tapándose el otro oído para poder escuchar mejor.
-¡Harry!-exclamó una voz femenina desde el otro lado del teléfono. Él se quedó pensativo, sin caer en quien sería.
-¿Quién eres?-le preguntó. Aquella voz le resultaba muy familiar. Pensó a quien podría pertenecer, pero no se le ocurrió nadie.
-¿No me digas que no guardaste mi número de teléfono?
Mientras en Barcelona…
Todas se quedaron boquiabiertas, luego sonrieron y empezaron a gritar y a dar saltos por la cocina, exhaustas. Alejandra se acercó a su hermana.
-¿Y saben los chicos que vamos a ir?-le preguntó.
-No.-le contestó.-Es una sorpresa.-sonrió pícaramente.
-¡Qué bien! Tengo unas ganas de volver a ver a Niall.-exclamó, feliz, con voz chillona.
Tras unos minutos de alegría, Adela preguntó:
-¿Quiénes y cuándo nos vamos?
En Londres…
Después de comer, salieron del restaurante y decidieron ir a dar una vuelta por el centro. Hacía buen tiempo, aunque el frío de los días anteriores todavía se hacía notar.
-Chicos, yo me voy un momento, que he quedado.-dijo Harry, separándose del grupo. Los demás se pararon y lo miraron.- Luego nos vemos.-se alejó corriendo. Los demás se quedaron mirándose extrañados.
-¿A dónde ha dicho que va?-preguntó Zayn.
-No lo ha dicho.-dijo Niall.
-Ha dicho que había quedado con alguien.-añadió Ed.
-¿Y con quién ha quedado?-preguntó Louis. Liam se encogió de hombros.
En otra parte de Londres…
Llevaba esperándole hacia un buen rato. Tenía muchas ganas de verle, empezó a sentirse nerviosa y no dejaba de mirarse el reloj. Cuando lo vio aparecer le saludó con una gran sonrisa. Harry se acercó a ella y le dio un beso en cada mejilla mientras la saludaba.
-¿Qué tal?-preguntó recuperando el aliento.
-¿Has venido corriendo?-le preguntó ella sonriendo. Él rebufó y se pasó la mano por la nuca.
-Sí, un poco.-contestó devolviéndole la sonrisa. Él la miró de arriba abajo.- Estás muy guapa.-añadió.
-Gracias, tú también.-le contestó ella colocándose bien el gorro. –Bueno, ¿vamos?-le preguntó. Él afirmó y empezaron a caminar uno al lado del otro.
-¿Y qué tal te va?-volvió a preguntarle.
-Pues muy bien, la verdad.-contestó.- Disfrutando de los pocos días que me quedan aquí.
Harry se paró y la miró confuso.
-¿Te vas?-le preguntó.
-Sí, hace unos días que se me acabó el contrato y me vuelvo a España con mi familia.-contestó. Ella suspiró. Le gustaba mucho Londres y no quería marcharse, pero por otro lado estaba su familia que la necesitaba, y su hermano pequeño.
Estuvieron hablando de lo sucedido en ese último mes, añadiendo que Alejandra y Niall estaban de novios.
Entraron en un parque y se sentaron en uno de los bancos, para hablar más tranquilamente.
-Así que esto es una despedida…-le dijo Harry cuándo iban a despedirse. Sus miradas se encontraron.
-Sí…-contestó ella con los ojos vidriosos. Él la abrazó.
-Tranquila, Vero. Seguro que volvemos a vernos pronto.-la animó. Ella lo abrazó con fuerza y empezaron a brotarle las lágrimas. Hipó y se despegó de él para mirarle.- Escúchame.-le dijo limpiándole las lágrimas.- Esto no es un adiós, es un hasta pronto.
Ella sonrió. Harry la hacía sentir bien, era adorable. Él le devolvió la sonrisa y ambos se miraron. Harry se mordió el labio y le cogió las manos, luego la besó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario