Translate

14 feb. 2013

Capitulo 33 Visita sorpresa


En Barcelona…
Estaban preparando las maletas. Marta abrió el armario y se quedó mirándolo pensando en que llevarse.
-Va, que no tenemos todo el día.-le dijo Adela apartándola para poder coger su ropa.
-Ayúdame a elegir, ¿qué me llevo?-le preguntó apurada mientras se mordía las uñas, manía típica en ella.
Justo entonces Alejandra abrió la puerta y entró a la habitación con la maleta.
-¿Ya estáis listas? El vuelo sale en una hora, ya he llamado a un taxi.-se había cambiado, llevaba una camisa a cuadros metida por su pantalón vaquero, en el cual llevaba puesto un cinturón. Llevaba puestas sus botas marrones y la boina azul de Marta. Ésta última se puso nerviosa tras las palabras de su hermana y movía el pie con nerviosismo.
-Esa gorra es mía.-rechistó. Alejandra dio una vuelta sobre sí misma cogiéndose la boina con ambas manos y Marta le puso mala cara.- Te la dejo si me ayudas a elegir la ropa.
Alejandra cedió y entre las dos hicieron su maleta.
En Londres…
Llevaban llamándolo hacía mucho rato y no contestaba a las llamadas.
-¿Dónde se habrá metido?-preguntó Louis llamándole por sexta vez. Todos empezaron a hablar.- Esperad, callaos un momento.-todos se callaron y miraron a Louis.- ¿Harry?- se escucharon ruidos desde el otro lado del teléfono.
-Louis, ¿Qué pasa? Acabo de ver tus llamadas.-le contestó.
-¿Qué qué pasa? Harry estamos esperándote, ¿se puede saber que estás haciendo?-le volvió a preguntar.
-No, pero en un rato voy, ¿dónde estáis?- preguntó Harry.
-En el coche.-se quedó pensando en lo que le había dicho.-… ¿cómo que en un rato?-se escucharon unos pitidos.- ¿Harry?-le había colgado.
-¿Qué pasa?-le preguntó Liam.
-Me ha colgado.-dijo bajando la mano en la que sostenía el móvil.-¡Que me ha colgado!-exclamó cabreado.- ¡Lo mato! ¿Cómo me hace esto a mí?
Liam miró a Ed, Ed miró a Zayn, Zayn miró a Niall y Niall miró a Louis.
-¿Pero que te ha dicho?-le preguntó Niall.
-Que viene en un rato.-respondió Louis poniendo cara de indignación.
En Barcelona…
El taxi había llegado. Salieron del piso y Elbe, que era la última, se ocupó de cerrar la puerta con llave. Bajaron por el ascensor y una vez en la calle cargaron las maletas al maletero, luego subieron al taxi y le indicaron al taxista que les llevara al aeropuerto.
Durante el trayecto se quedaron mirando por la ventana, mirando las calles de Barcelona por última vez antes de irse a Londres. Alejandra sonrió y dejó escapar un chillido de alegría. Las demás la mandaron callar. Todas estaban contentas, y nerviosas.
A Marta se le hizo un nudo en el estómago de nerviosa. Respiró hondo un par de veces. ¿Cómo iban a presentarse allí?
El taxi paró. Ya habían llegado al aeropuerto.
-Venga daos prisa o perderemos el avión.-dijo Paula bajando su maleta del coche. Marta pagó al taxista y cuando todas hubieron cogido las maletas, entraron.
El aeropuerto estaba casi vacío. Sólo se escuchaba el eco de algunas voces conversando a lo lejos y el ruidoso sonido de las ruedas de sus maletas. El momento se acercaba y el corazón les iba a mil por hora.
Cuando subieron al avión Marta y Alejandra se miraron, sonriendo, y se cogieron la mano. Sonó la voz femenina que anunciaba que el avión estaba a punto de despegar y seguidamente éste se puso en marcha.
En Londres…
Corrió hacia el coche con la chaqueta bajo el brazo. Cuando llegó junto a ellos se peinó con los dedos. Louis bajó la ventanilla.
-Siento la espera, chicos.-se disculpó casi sin aliento. Niall le hizo un hueco en los asientos traseros y le indicó que entrara. Louis, que estaba en el lugar del conductor, lo miró en silencio por el espejo retrovisor. Decidió no preguntarle nada y arrancó.
En otro lugar de Londres…
Se tumbó en la cama y miró el techo. Sonrió, no podía quitarse a Harry de la cabeza, ni podía creer lo que le acababa de suceder. Empezó a dar vueltas por la cama dando gritos de alegría. Antes sabía que quería a Harry, aunque era un amor de directioner, ahora sabía que lo amaba de verdad, él la había hecho la chica más feliz del mundo. Miró el móvil y entró en twitter, vio que tenía una mención y la abrió. Era Harry:
-“Thanks for this wonderful afternoon! Good trip, babe! :D Love you”(¡Gracias por esta tarde maravillosa! ¡Buen viaje, chica! :D Te quiero)
Suspiró y se puso el móvil sobre el pecho. El corazón le latía muy deprisa recordando cada momento de aquella tarde.
Horas después en el aeropuerto de Londres…
Salieron del avión y sonrieron.
-No me lo puedo creer, ya estoy aquí otra vez.-dijo Alejandra.
-¡HOLA LONDRES!-gritó Elbe.
Atravesaron el aeropuerto y Marta corrió a coger un taxi, pero cuando ella se acercó a uno éste arrancó y se fue. Se miró el reloj, eran las 18:30h.
Cuando se acercó otro taxi, Marta lo paró y metieron las maletas, luego subieron y le indicaron al taxista la dirección de la casa de los chicos.
En ese momento en otro lugar…
Cuando llegaron a casa bajaron al salón de juegos y se entretuvieron hablando, sentados en el gran sofá.
-¿Queréis beber algo?-preguntó Liam.
-Si vas a por bebidas, trae la Coca Cola que hay en la nevera.-le dijo Harry.
-Yo prefiero cerveza y algo para comer.-le pidió Niall. Liam rió y subió por las escaleras. Se dirigía a la cocina cuando llamaron al timbre. Se preguntó quién sería. Recorrió el pasillo y cruzó el salón hacia el recibidor.
-Voy.-dijo cuando estuvo delante de la puerta. La abrió. Liam abrió los ojos como platos, sorprendido, luego sonrió.
-¡Hola!

No hay comentarios:

Publicar un comentario