Translate

19 feb. 2013

Capitulo 37 Resaca y confusión


En ese instante…
Niall los observó, se veían tan bien los dos, allí, en medio de la pista, besándose. Se alegró mucho por su amigo, que al final se había lanzado. Se alegró sobre todo porque sabía perfectamente que deseaba decírselo y que callarlo le hacía sufrir. Sonrió.
En el centro de la pista…
No sabía porque lo había hecho, porque le había besado. Todo era confuso. La cabeza la daba vueltas y las luces se acercaban y se alejaban, pero ella seguía allí, con la música, con él. Entonces… ¿La había besado, realmente? Ambos se quedaron mirando. Liam puso cara de culpabilidad.
-Lo siento, yo no…-se intentó disculpar, pero antes de terminar la frase ella se acercó a él, le cogió por la nuca y lo besó.
A la mañana siguiente…
Parpadeó varias veces antes de darse cuenta de que estaba en la habitación de Londres. Sonrió, levantó un poco la cabeza y ésta le dolió. Todo le daba vueltas. Miró a su alrededor, todavía llevaba puesta la ropa de ayer y la luz que entraba por la ventana le molestaba… ¿a caso estaba de resaca?
Se levantó tambaleante y se dirigió hacia la puerta mientras recordaba la noche pasada. Suspiró. Qué gran noche.
Mientras en la habitación de al lado…
Llevaba ya un buen rato despierto. Pensaba en lo ocurrido la noche pasada y se preguntaba si ella lo recordaría. Se levantó de la cama mientras se estiraba y se dirigió a la puerta. Al salir de su cuarto clavó la mirada en la puerta de al lado, que pertenecía a la habitación de Marta. Dudó unos segundos y se colocó frente a ella, puso la mano sobre el pomo y...
-Buenos días.-le deseó Marta, sonriente desde el otro lado de la puerta. Él la miró sin saber qué hacer ni que decir, así que tan sólo le lanzó una sonrisa breve, que tan apenas notó, y se dirigió a la cocina. Marta se quedó extrañada por su comportamiento. No lo entendía. No entendía porque ahora no le decía nada después de anoche, así que decidió hacer como que no lo recordaba.
En la cocina…
Cuando entró, tan sólo estaba Niall. Éste dejó la tostada que se estaba comiendo, cuándo Liam entró. Le sonrió.
-¿Qué tal?-le preguntó alzando las cejas. Liam echó atrás la silla arrastrándola y luego se sentó. Rebufó.- Uy… ¿qué pasa? Tienes mala cara. Liam se pasó la mano por la frente.
-Creo que no recuerda nada de anoche.-le contestó apoyando el codo sobre la mesa y mordiéndose el dedo pulgar.
-¿Pero, qué pasó?-le peguntó Niall de nuevo.- Os besasteis y luego desaparecisteis.- Liam lo miró extrañado tras esa última frase. ¿Que desaparecieron? Eso no lo recordaba.- Es broma, pero cuenta, cuenta.-le dijo poniendo toda su atención en él, dándole un último bocado a la tostada.
-Pues eso, Niall, la besé y ella me besó, pero no sé qué hacer… ¿Y si no lo recuerda?
-¿Si no recuerda, qué, quién?-preguntó Alejandra entrando en la cocina. Saludó a Liam besándole en la mejilla.- Hola cielo.-se dirigió a Niall, el cual esperaba su beso. Ella le dio un breve beso en los labios.
-¿No te has enterado?-preguntó Niall mirando a Liam, el cual negaba con la cabeza para que no lo contase, y luego a Alejandra, la cual no sabía nada.- Liam y tu hermana se liaron anoche.-contó. Liam le miró mal y Alex se llevó ambas manos a la boca, sorprendida.
-¿En serio?-le preguntó. Liam afirmó.-¡Qué fuerte! ¿Y qué vais a hacer? ¿Os vais a hacer novios?-le preguntó ilusionada.
-No creo… me parece que ella no recuerda n…- no terminó la frase, pues Marta había entrado en la cocina. Miró a Liam de mala manera y luego se dirigió al armario dónde estaban los cereales.
-¿Y a ti que te pasa?-le preguntó su hermana.
-Qué alguien le pregunte a ese porqué no me habla.-dijo señalando a Liam con la cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario