Translate

9 ene. 2013

Capitulo 10 Sentimientos


A la mañana siguiente…
Cuando abrió los ojos observó el salón, que estaba en silencio, parecía ser que era él primero en despertarse. Cuando levantó el brazo su mano rozó con la de Alejandra. Niall se giró para mirarla y recostó su cabeza en un cojín. Sonrió. Alejandra se recostó y abrió los ojos. Miró a Niall y cuando descubrió que éste la miraba se sonrojó.
-Buenos días.-le dijo él sin dejar de mirarla.
-Buenos días.-le contestó ella con una sonrisa. Se quitó la manta de encima y se levantó estirándose. Luego caminó por la alfombra descalza y se dirigió al pasillo. Por último se escuchó cerrarse la puerta del baño.
Niall se quedó mirándola hasta que desapareció tras la puerta, luego volvió la mirada hacia la chimenea y vio que Liam se había quedado dormido en el suelo, frente a la chimenea. Sonrió y se dirigió a él.
-Liam… hey, Liam.-lo llamó sacudiéndolo. Él lo apartó mientras gruñía. Dándose por vencido con Liam se dirigió a la habitación de Louis. Cuando tenía la mano sobre el pomo la puerta del baño se abrió y salió Alejandra.
-Hola, otra vez.-le dijo cuando ambos estuvieron en el pasillo. Niall soltó el pomo y se volvió hacia ella apoyándose en la pared.- ¿Ibas a despertar a Louis?-le preguntó. El afirmó mientras se pasaba la mano por la nuca.
-He intentado despertar a Liam, que se ha quedado dormido en el suelo, pero no hay manera…-ambos se quedaron en silencio mirándose.
-Ves a despertar al resto, yo voy a despertar a Louis.- le sonrió. Niall se alejó por el pasillo mientras Alejandra giraba suavemente el pomo de la puerta. Cuando entró en el cuarto, se acercó a la cama en silencio y sin dar la luz.
-¿Qué pasa?-le preguntó Louis sorprendiéndola.
-¿No estabas dormido?-le preguntó ella.
-No, llevo un rato despierto. Buenos días.-le sonrió mientras daba la luz de la mesita de noche.-Me canso de estar tumbado en esta cama…-dijo maldiciéndola.
-Bueno, es lo que hay, si no hubieras hecho el tonto, no estarías así y seguramente llevaríamos un resacón impresionante.-le dijo ella. El rió.
Mientras en el salón…
Niall se había vuelto a tumbar en el sofá, de vez en cuando levantaba la cabeza para ver si Alejandra volvía, para que no lo descubriera tumbado. Cuando escuchó la puerta se levantó lo más rápido posible y al hacerlo cayó al suelo. Cuando se levantó se dio cuenta de que era Marta. Ella, que le había visto rió.
-¿Qué haces?-le preguntó aguantando una carcajada. Él se pasó una mano por el pelo y se encogió de hombros.
-Nada.-le respondió. Llevaba la manta enrollada al cuerpo.
-¿Tienes frío?-le preguntó. Luego miró hacia la chimenea y vio a Liam. Se le volvió a escapar una carcajada.- ¿Qué hace ahí?
-Creo que durmió ahí.
-¿En serio? ¿A caso no le dejasteis sitio en el sofá?-continuó riendo, no podía creerlo.- Voy a despertarle.
Se acuclilló frente a él y acarició su mejilla mientras le llamaba en susurro. Éste abrió los ojos lentamente y parpadeó varias veces y levantó un poco la cabeza para poder verla.
-¿Qué pasa?-preguntó con la voz de dormido.
-¿Que qué pasa? Liam, por favor, hay sofás y camas… ¿crees que el suelo es un buen sitio para dormir?-le preguntó riéndose. Él se acomodó y volvió a cerrar los ojos.
Instantes antes…
Niall había ido a su habitación y buscó una bocina que una vez le regaló una fan. Sonrió pensando en su plan y se volvió hacia el salón. Cuando volvió allí encontró a Marta acuclillada al lado de Liam, que seguía durmiendo en el suelo. Ésta se levantó y se dirigió a él.
-Nada, no hay manera.-le dijo. Niall sonrió.
-Ahora verás cómo se despiertan.-apretó los dientes e hizo sonar la bocina.
Tanto Harry, que dormía en uno de los sofás, como Zayn, que dormía en el sillón, como Liam se sobresaltaron. Niall reía a carcajadas.
-¿Pero qué haces, imbécil?-le dijo Harry tirándole un cojín. Niall no podía dejar de reír hasta que un cojín, que provenía de Zayn, le dio en la cara. Entonces fueron ellos los que rieron.
La casa se convirtió en una guerra de cojines dónde los sofás eran las trincheras. Mientras Harry, Zayn, Liam, Niall y Marta combatían, Louis y Alejandra aparecieron por la puerta del comedor.
-¡Hey! Cuidado, que viene un cojo.-dijo Harry burlándose.
-Te mato Styles.-le contestó este sonriendo mientras se sentaba en el sofá.
Después de comer se pusieron a ver una peli tras otra, comiendo palomitas y tapados con mantas para estar calentitos. Empezaron viendo una película que les encantaba: “Bambi”. Todos lloraron cuando mataban a la madre del pobre cervatillo.
-Llevo como 15 años mirando esta película y aun lloro como el primer día.-dijo Marta a lo que Alejandra le daba la razón.
Luego se pusieron a ver las películas de Toy Story. Liam se puso muy contento cuando se decantaron por éstas y Marta lo miró sonriendo y pensando “No tiene remedio”.
Cuando acabaron de ver todas las pelis se levantaron del sofá, llevaban horas sentados.
-¡Dios! ¡Cómo me duele el culo!-dijo Niall, los demás coincidieron.- ¿Qué horas es?-dijo mirándose la muñeca, pero no llevaba reloj. Entonces miró a Alejandra.
-Las 11 de la noche.-le contestó.- ¿Qué hacemos? Yo no tengo sueño y la verdad, no me apetece sentarme en ningún sitio.
-¿Te vienes a dar una vuelta?-le preguntó Niall. Louis levantó la cabeza para mirar que era lo que ella le respondía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario