Translate

14 ene. 2013

Capitulo 14 El beso


Un día después…
Pareció que todo volvía a la normalidad después de la fiesta de la noche anterior. Louis volvía a estar raro, ya no era su día y la atención de Alejandra era para Niall. Era el día de Navidad y se supone que se tiene que estar feliz, lo intentaba.
Estaban todos comiendo en silencio, se notaba inquietud en el ambiente, era como si algo fuera mal. Niall y Alejandra no dejaban de reírse, Louis miraba raro a éstos dos, Harry miraba a Louis preocupado, Liam miraba fijamente a algún lugar cerca de Marta y ella y Zayn comían sin prestar atención a la incomodidad de su alrededor.
Entonces Zayn levantó la mirada al no poder aguantar tanto silencio.
-Estoy tratando de disimular, ¿sabéis? Estoy cansado de este silencio, me incomoda, me inquieta, ¿me podéis decir que os pasa?-dijo dando un golpe con el puño en la mesa. Todos se sobresaltaron. Nadie contestó. Niall y Alejandra se encogieron de hombros, Marta miró a Liam con confusión y él también se encogió de hombros.- Louis, estás muy raro. ¿SE PUEDE SABER QUE TE OCURRE?-gritó. Louis lo miró con los ojos entrecerrados, pero no contestó. El hecho de que no contestara enfureció a Zayn que lanzó la silla hacia atrás y se fue. Todos se miraron confundidos, algunos sabían que pasaba, otros no tanto. Marta miraba a Louis que jugaba con el tenedor, Liam miraba a Marta y seguía su mirada hasta quedar mirando a Louis, Harry no sabía ni a quien mirar y Niall y Alejandra reían.
Harry miró a Louis y éste le devolvió la mirada. Harry intentaba hacerle reír poniendo caras graciosas y le tiró la servilleta a la cara. Louis terminó riendo y devolviéndole la servilleta.
Nadie entendía nada, pero estaba claro que no podía haber ese ambiente en Navidad así que tenían que hacer algo.
Estuvieron toda la tarde contando chistes, y diciendo cosas graciosas. Louis tan apenas miraba a Alejandra y ella empezó a notar que aquello que le pasaba tenía que estar relacionado con ella. Empezó a buscar motivos por los que se pudiera haber enfadado, pero no los encontraba. ¿Por qué se distanciaba?
A la hora de cenar no varió mucho la cosa, intentaron no estar en silencio e incluso se animaron un poco con el champagne, pero Louis no la miraba y si sus miradas se cruzaban él apartaba pronto la suya. Alejandra entristeció. Que su mejor amigo estuviera así con ella le dolía.
Después de cenar…
Todavía estaban sentados en la mesa cuando Alejandra se levantó.
-¿A dónde vas?-le preguntó Niall. Ella se fue sin contestar. Niall se levantó dispuesto a ir tras ella, pero Marta le detuvo. Louis la miró y ella le devolvió la mirada. Niall volvió a sentarse pero no dejaba de pensar en lo que le pasaba a Alex y porqué se había marchado de esa manera.
Mientras tanto en otro lugar…
Nunca se había decantado a irse allí sola y de noche, pero una vez Niall le dijo que ese era su lugar secreto para pensar.
La luna brillaba en lo alto del cielo oscuro y se reflejaba en el agua del lago. Hacía frío pero no le importó quería estar sola y pensar. No dejaba de pensar en Louis y al hacerlo se le escapó una lágrima.
Llevaba mucho tiempo allí, cuando de pronto escuchó unos pasos que hacían crujir la madera de la pasarela. Ella no se giró. Él se sentó a su lado en silencio y la miró. Se dio cuenta de que había estado llorando.
-Hey…-dijo cogiendo su cara entre sus manos.- ¿Estabas llorando?-le preguntó. Ella suspiró sin contestar y se volvió a mirar a algún lugar del infinito.- ¿Qué te pasa?-le preguntó con tono preocupado.- ¿Es por mi? ¿Quieres que te deje sola?-ella siguió sin contestar. Él se levantó pero ella le agarró del brazo impidiéndole que se fuera.
-No, no te vayas, por favor.-le pidió mirándole con los ojos vidriosos. Él le sonrió y volvió a sentarse.
-Vale, pero con una condición.-ella lo miró atenta, dispuesta a aceptar aquella condición.- Sólo si me prometes que dejaras de llorar.-ella sonrió y el soltó una risita.- ¿Ves? Así mucho mejor, ¿no?
-Gracias.-le agradeció ella. Él la abrazó y la besó en la frente.
-No sé qué es lo que pasa, pero sea lo que sea seguro que no es excusa para disfrutar de esta bonita noche, ¿no crees?- dijo mirando las estrellas. Ella lo miró y luego lo imitó. Luego suspiró y él la volvió a mirar cuando empezó a hablar.
-Es por Louis… Está muy raro conmigo y no sé que he hecho para que esté así.- cada vez le costaba más hablar, las lágrimas estaban volviendo a sus ojos.
-Hey… ¿qué te he dicho?-la miró con una sonrisa.-Me has prometido que no llorarías.- Ella se secó las lágrimas.- Mira, creo que no deberías de estar preocupada por Louis, eres una chica encantadora y él lo sabe. No sé lo que le pasa pero seguro que no quiere que tú estés mal.-paró, suspiró.- Y yo tampoco…
Alejandra lo miró y sonrió. Luego él se puso la guitarra sobre las piernas y deslizó sus dedos por las cuerdas, luego empezó a cantar algo sin sentido que hizo que Alejandra riera.
-Eso no tiene sentido.-le dijo ella.
-Pero ha hecho que te rías, eso es lo que importa.
Dejó la guitarra a su lado y la miró. Sus ojos azules se clavaron en los marrones de ella. Sus miradas iban de sus ojos a sus labios. ¿Iba a besarla?
Niall se acordó de la pregunta de Marta y sonrió justo antes de encontrarse con los labios de Alejandra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario