Translate

20 ene. 2013

Capitulo 21 Sin ti


Horas después…
Abrió los ojos lentamente. Cuando lo hizo parpadeó varias veces y se giró hacia el otro lado de la cama, vacío. Levantó la cabeza de la almohada, extendió su brazo y acarició la sabana. Luego dejó caer de nuevo la cabeza sobre la almohada y su expresión se volvió triste. Le pareció sentir que sus brazos aun le abrazaban, le pareció sentir que ponía su pierna sobre las suyas, le pareció sentir aquella manera suya de dormir… Miró al techo y pensó, luego giró la cabeza hacia la mesita de noche y miró el reloj. Las 9:30. Luego se fijó en algo que había al lado del reloj, parecía una nota. Se apoyó con un brazo mientras alargaba el otro para coger la nota. Acto seguido la leyó:
-“Te prometo que volveremos a vernos pronto, te lo prometo de verdad, no como tú.-a continuación había una carita con la lengua sacada- :P Te quiero Niall”
Al terminar de leerla sonrió, y recordó aquella promesa que le hizo una vez y que no cumplió. Deseó que ella sí lo hiciera. Dejó la nota sobre la sábana y cogió el móvil. ¿Habría llegado ya a España?
En ese momento en el avión…
Alejandra miraba por la ventanilla mientras escuchaba la canción de “A Thousand years”. Aquella canción le hacía pensar en Niall, Louis y los demás. Se miró el reloj. Las 9:30. Aún les faltaba una hora para llegar a Barcelona.
Marta también miraba por la ventanilla con expresión triste. Pensar que cada segundo estaba más lejos de ellos la entristecía más.
Una hora y media antes…
El avión estaba a punto de despegar. Alejandra miró a Marta y ésta la miró a ella, se cogieron la mano y sonrieron. Pasara lo que pasara siempre se tendrían la una a la otra para decirle que lo que habían vivido no era un sueño, que era real. Su sonrisa se desvaneció cuando notaron que el avión empezaba a deslizarse por la pista y seguidamente despegó. Se les encogió el corazón y a Marta se le hizo un nudo en la garganta. Ambas miraron por la ventanilla viendo como Londres quedaba cada vez más pequeño. Suspiraron.
Esa misma mañana unas horas después…
Se despegó de las sabanas y se estiró. Tal vez todo había sido un mal sueño y Marta y Alejandra estaban allí. Se levantó y se dio cuenta de que no estaba en su cuarto sino en el de Marta. Entonces, todo aquello no había sido un mal sueño, era real. Salió de la habitación y se encontró con Niall en la cocina.
-Bueno días.-le dijo Liam con pocas esperanzas de que aquella frase fuera cierta. Niall resopló.
-De buenos, nada. Se ha ido Alex, para mí hoy ya no sale el Sol.-dijo éste dispuesto a volverse a la cama. Liam pensó en decirle lo mucho que lo entendía, pero se mordió la lengua y prefirió no contárselo. Niall desapareció por el pasillo, Liam no podía hacer nada por animarle, no al menos aquella mañana. Apartó la silla de la mesa para sentarse y se comió una tostada que había en un plato sobre la mesa.
En la habitación…
Sentía que no era nadie. Se sentía vacío. Se acercó a la guitarra que estaba a los pies de su cama y se acordó de la noche en que la besó. Una sonrisa se dibujó en su cara sin apenas darse cuenta. La cogió y se sentó en la cama con ella sobre las piernas. La observó durante un largo minuto y luego deslizó sus dedos por sus cuerdas dejando sonar una melodía vacía de sentimiento, vacía de ella.
Una hora más tarde en Barcelona…
El avión ya había aterrizado. Paula le envió un Whats App a Alejandra diciéndole que le estaban esperando en el aeropuerto, tanto ella como Elbe, como Adela.
Cuando las vieron, las cinco se dieron un gran abrazo y por unos momentos Alejandra y Marta se olvidaron de los chicos para pensar en sus amigas y disfrutar con ellas de toda la tarde.
Se fueron a comer a un McDonald’s y allí hablaron de todo lo que había pasado. Marta y Alejandra les contaron lo geniales que eran los chicos y lo bien que se lo habían pasado. Alex les contó lo suyo con Niall y como éste la beso en el lago. También les contó lo de Louis. Marta, que no sabía que Louis se lo había confesado, dijo:
-¿Al final te lo ha dicho?-Alejandra la miró mal.
-¿No me digas que tú lo sabías?-ella afirmó.
-Joder, que se le notaba muchísimo que estaba celoso, no pude evitar preguntarle, él me lo contó y le prometí guardar el secreto.-confesó.
-¿Y tú, Marta? ¿Qué tal con Liam?-le preguntó Adela.
Meses antes en Barcelona…
Adela, Elbe y Paula se quedaron atónitas cuando Alejandra y Marta les contaron lo que habían descubierto: que las chicas a las que buscaban Louis y Liam eran ellas, que de pequeños, estuvieron en un campamento de verano juntos y que al parecer eran muy buenos amigos.
-¡Qué fuerte!-dijo Adela.
-Ya ves, cuando lo supe me dio algo.-dijo Marta.
-Qué casualidad.-dijo Paula.
Meses después en el McDonald’s…
En cuanto a Marta le preguntaron por Liam, ella se sonrojó.
-Es muy buen chico, es maravilloso, es…-suspiró. Liam le encantaba.- Es mi mejor amigo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario