Translate

4 ene. 2013

Capitulo 5 Back for you


En un lugar de Barcelona…
Cuando llegaron a la plaza Catalunya, ya estaba oscureciendo y ya llegaban tarde a la entrevista, pero lo que menos les importaba ahora era eso, tenían que encontrar a Liam y a Louis.
-¿Dónde pueden haberse metido?- preguntó Harry llevándose las manos a la cabeza.
-A lo mejor las han encontrado.- dijo Zayn.
-Y de haberlo hecho, ¿dónde estarán ahora?-preguntó un Harry ya nervioso.
-Tal vez en una cafetería.-dijo Niall mirando el Starbucks. Los tres se dirigieron corriendo y cuando entraron… allí estaban.
En el Starbucks…
Los cinco miraron la puerta cuando esta se abrió y entraron Niall, Harry y Zayn. Cuando Alejandra, que estaba de espaldas a la puerta, se dio la vuelta para mirarles, Niall pareció dejar de respirar. Ella sonrió.
-¿Qué hacéis aquí?-les preguntó Zayn.
-Ya veis, hemos encontrado a nuestras chicas.-dijo Liam, el cual aún cogía las manos de Marta y sonreía.
-¿Vuestras chicas?-tartamudeó Niall. Avanzó hacía la mesa y se sentó en el sofá al lado de Alejandra pasándole un brazo por los hombros y estirando los pies por debajo de la mesa.- Perdona pero yo la vi primero.-rió.
-Eso es imposible, nos conocemos desde hace doce años.- contraatacó Louis sonriendo. Él se quedó con la boca abierta y Louis hizo una mueca de orgullo.
- Así que ella es una de las chicas que buscabas, Louis.- él afirmó.- ¿Y cómo te llamas?-le preguntó.
-Alejandra.-contestó Louis.
-Perdona, Louis, creo que Alejandra tiene boca.-la miró y sonrió, ella rió. Desde luego, estar con ellos era como hacer comedia.
Se les pasó la tarde volando en aquel Starbucks. Se olvidaron de la entrevista, de Paul, de sus deberes, por un momento se olvidaron de todo y solo se acordaron de cómo pasar una tarde entre amigos. Rieron y lloraron de la risa entre bromas y anécdotas graciosas. Tuvieron que echarlos del Starbucks y después acompañaron a las chicas al hotel. Cuando llegaron a la puerta llegó la hora de las despedidas.
-¿Cuándo os vais a Madrid?-le preguntó Vero a Harry.
-Mañana al mediodía nos sale el avión.-contestó.
Louis y Liam se quedaron tristes, después de encontrar a sus chicas no querían despegarse de ellas.
Se despidieron uno a uno de las chicas y les dieron las gracias por aquella tarde. Pero Liam y Louis no podían separarse de Marta y Alejandra. Mientras Louis le prometía a Alejandra que volverían a verse sí o sí, Liam cogió la mano de Marta y le susurró al oído:
- I’ll be coming back for you.- luego se despegó de su oído para mirarla y sonrió. Marta sonreía pero tenía los ojos vidriosos, antes de ponerse a llorar lo abrazó. Luego se separaron y Liam apretó los labios para luego decirle.-No te preocupes, pequeña, volveremos a vernos pronto.-apretó su dedo índice contra un lugar al lado de la comisura de sus labios.- Y alegra esa cara, anda.- y acto seguido le secó las lágrimas con el dedo.
-Vamos a hacer esto más fácil.-dijo Niall apartando a Liam y a Marta.- Marta,-se dirigió hacia ella.-te prometo que tú y el Sr Payne os encontraréis más pronto de lo que os esperáis y tú, Liam,-se dirigió a él.- no hagas llorar a la pobre chica.-se volvió de nuevo hacia Marta, que sonreía por el comentario, y la abrazó.
Luego se dirigió a Alejandra y Louis. Sabía que éste no se dejaría separar tan fácilmente porque era más tozudo.
-¿Qué haces, Niall?-le preguntó cuando éste los separó.
-Hacer más agradable las despedidas.-dijo poniéndose entre los dos, luego se volvió hacía Alejandra.- Uy, así mejor. Bueno, Alex, me alegro mucho de haberte conocido y recuerda… It’s everything about you…-le dijo al oído. Luego le guiñó un ojo y sonrió y ella soltó una risita.
-Ey, ya basta de secretitos.-dijo Louis.
-Bueno, ahora sí, debemos irnos.-suspiró Harry tras soltar la mano de Verónica.- Apuntad este día en vuestra agenda porque pienso repetirlo.- gritó mientras se alejaba adentrándose en la noche. Liam volvió la vista atrás y sonrió a Marta por última vez. Niall se quedó el último, miró a Alejandra y le lanzó un beso en el aire. Alejandra sonrió sonrojándose mientras le decía adiós con la mano. Se quedaron allí hasta que desaparecieron de sus vistas. Suspiraron las tres a la vez.
-¿Ves? ¿Quién había dicho “nunca les volveré a ver”?-se burló Marta.
-Está bien, nunca diré nunca.- las tres rieron, se cogieron y avanzaron hacia el interior del hotel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario