Translate

14 ene. 2013

Capitulo 13 El cumpleaños de Louis


Después de comer…
Sonó el móvil de Marta, lo sacó de su bolsillo y miró quien la llamaba, luego descolgó.
-¡Hola!-gritó al hacerlo-… ¿qué? ¿Te vas a pasar ahora?... em... sí… anota.-Tras una corta conversación colgó.
-¿Quién era?-preguntó Harry curioso.
-Era Vero, se va a pasar ahora y así felicita a Louis.
Todos se sorprendieron y Louis se deshizo de las sabanas y se levantó. La pierna tan apenas le dolía y estaba más contento que nunca.
Unos minutos después…
Niall y Marta fueron los primeros en prepararse. Ambos se sentaron en el sofá del salón. Ella deseaba preguntarle sobre sus sentimientos hacia Alejandra, así que le preguntó.
-Niall….-el se giró para mirarla.
-¿Qué?
-¿No estarás enamorado de Alex, verdad?-le preguntó. El frunció el ceño y sonrió, luego se le escapó una risita.
-Em… no.-respondió.
Marta dudaba de la certeza de aquella respuesta. Pareció que la pregunta le pilló desprevenido y no pudo hacer otra cosa que reír…
Él no creía que Marta le hubiera preguntado eso, no sabía que contestar y se puso a reír. Tenía claro que quería muchísimo a Alejandra, pero no se había preguntado hasta que punto, era su mejor amiga.
Marta le miró unos instantes con los ojos entrecerrados, demostrándole que no le creía.
-¿Qué te pasa en los ojos?-le preguntó él riéndose.
-Que no te creen.
Niall volvió a reír y ambos se callaron cuando aparecieron los demás.
Pocos instantes después…
Sonó el timbre y todos se abalanzaron hacia la puerta. Harry la abrió y cuando vio a Verónica le sonrió, la cogió del brazo y la metió dentro de la casa.
-Hola.-saludó ella tímida una vez estaba en el salón. Aun conociéndolos, no se creía que volvía a estar con ellos. Luego miró a Louis, que se apoyaba en las muletas y ella se abalanzó hacia él.- ¡Felicidades!-ambos cayeron al sofá. Él rió.
-Gracias, gracias.-le dijo mientras ambos se acomodaban.
-¿Qué te ha pasado? ¿Por qué llevas muletas?-le preguntó tapándose la boca con la mano.
-Nada, una tontería. Ya sabes, nieva, juegas, te caes y…-se señaló la escayola. Ella rió.
-Bueno, habrá que preparar la comida.-dijo Niall frotándose las manos.- Vero, ¿te quedas a comer?- le preguntó.
-Bueno… yo…
-Pues claro que se queda a comer.-la interrumpió Harry. Éste la miró y sonrió. Ella se encogió de hombros y le devolvió la sonrisa.
Después de comer…
Tras apagar las luces, cantarle el “Happy Birthday”, soplar las velas y comer la deliciosa tarta que Marta y Alejandra habían preparado, Vero le extendió a Louis su regalo, emocionada.
-Espero que te guste… es una tontería pero…- movió los pies mientras miraba el suelo avergonzada. ¿Y si no le gustaba?
Cuando Louis acabó de romper el papel, cogió el regalo y puso cara de sorpresa, luego lo abrazó como si fuera un niño pequeño. Miró a Vero y la abrazó.
-¡Gracias! Me encanta.-dijo volviendo a abrazar a aquella zanahoria con ojos de peluche.
-Muy bueno, Vero. Un autentico regalo de una buena fan.-rió Marta. Verónica se sonrojó.- Ahora te toca abrir el nuestro.- Marta le extendió un regalo pequeñito.
-¿Qué es?-preguntó Louis curioso moviendo el regalo y escuchándolo. Acto seguido lo abrió y se llevó la mano a la boca. Luego miró la miró.- WOW Gracias.-dijo con tono emocionado.
-¿Te gusta?-le preguntó Alejandra sentándose a su lado.-Está personalizado.-pasó las páginas y le enseñó los diferentes tipos de vales. Él la miró y ambos sonrieron. Luego él la beso en la mejilla.
-En cuanto me quiten la escayola, pienso usar este.-dijo señalando uno en el que ponía: “Vale por una noche en cualquier discoteca”
Fue pasando la tarde…
Estuvieron hablando durante un buen rato y luego se hicieron fotos, que más tarde subirían al twitter y cuando llegó la hora de despedir a Vero…
-¿Cuándo volveremos a vernos?-le preguntó Harry que estaba apoyado en el marco de la puerta.
-Cuando quieras…-dijo ella mostrando aquella perfecta sonrisa.
-Bueno, ya sabes que estoy aquí para lo que necesites.-él le devolvió la sonrisa.
-Gracias Styles, eres un encanto.-le dijo ella, y acto seguido le besó en la mejilla. Abrió la puerta de la entrada y antes de que ésta se cerrase tras ella, Harry la volvió a abrir.
-¿Quieres que te lleve a algún lado?-le preguntó.
-No, no hace falta, me vienen a buscar.-contestó ella.-Pero gracias.
Harry se quedó allí mirándola hasta que los faros de un coche iluminaron el camino. Harry se despidió una vez más antes de que ella subiera al coche. Luego cerró la puerta y escuchó, tras ella, como el coche se alejaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario